Lectura: 13 min
Las historias más curiosas del transporte de mercancías
El mundo online ha facilitado la compra y entrega de determinados artículos, algo que parece ser la receta ideal para una rutina diaria más sencilla y sin limitaciones. Pero a veces, las cosas que parecen más sencillas, también tienen que superar algunos obstáculos hasta llegar a su destino.
---

El mundo online ha facilitado la compra y entrega de determinados artículos, algo que parece ser la receta ideal para una rutina diaria más sencilla y sin limitaciones. Pero a veces, las cosas que parecen más sencillas, también tienen que superar algunos obstáculos hasta llegar a su destino. Aquí les dejamos algunas historias graciosas sobre el transporte de sus mercancías.

 

No siempre tenemos ganas de enfrentar un día de trabajo. Hay algunas personas que saben lidiar mejor con esta situación, otras que lo demuestran con demasiada precisión…

 

Las órdenes del cliente son sagradas para el mensajero

Cuando se contrata un servicio de transporte existe la posibilidad de hacer algunas observaciones sobre el momento de la entrega. En este caso es difícil decir quien tuvo la culpa. El cliente que pidió que colocaran el pedido debajo de la alfombra de la entrada o el mensajero que cumplió el pedido del cliente.

fedex-ups-delivery-fails-14-57c55713ac1c5__605

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fuente: Bored Panda

 

¡Se estropeó la sorpresa!

En un intento de dar una sorpresa en el Día de la Madre, una joven británica indicó en las instrucciones de entrega, que la caja con la decoración para la fiesta no pareciese demasiado festiva, para que su madre no desconfiase. El problema: ese pedido se imprimió en la etiqueta de identificación de la mercancía, a la vista de todos.

 

Todos tenemos un mal día

Un cliente pidió un portátil en Internet, con el respectivo servicio de entrega a domicilio. Cuando llegó, el mensajero se acercó a la valla de la casa y tiró la mercancía, que era muy frágil, al jardín. ¡Se nos ponen los pelos de punta!

 

«Frágil» no siempre es sinónimo de «cuidado»

Pedir artículos a través de Internet tiene sus riesgos, sobre todo cuando se trata de mercancías que requieren una manipulación específica. Por eso a veces parece que es mejor alejarse del ordenador y comprar las copas de vino en una tienda física…

fedex-ups-delivery-fails-4-57c556facec7e__605
Fuente: Bored Panda 

 

Cero gramos

No hay nada peor que pedir una mercancía con un determinado peso, que además viene detallado en la etiqueta del sobre, y recibir el paquete sin nada dentro… ¿Se perdió por el camino?

 

¡Aviso!

Muchas veces, cuando no hay nadie en casa para recibir la mercancía, el mensajero deja una nota para avisar al cliente sobre el motivo por el cual no ha recibido el pedido. En este caso, el mensajero no entregó el artículo, porque según lo que constaba en el papel de aviso, había un oso en la puerta. ¡Insólito cuanto menos!

bear_at_door_slip_1-57c602e312f12__605

Fuente: Bored Panda 

 

¡El buzón de correo puede ser la solución! O no…

Siguiendo la misma lógica que el caso anterior, una solución para la entrega de la mercancía cuando no hay nadie en el local de entrega, es dejar el artículo en el buzón de correo, suponiendo que haya espacio, claro. No obstante hay  testimonios de clientes que se encuentran con pedidos doblados cuando estos no deberían estarlo y otros hechos casi a medida de aquel espacio, pero que después se niegan a salir…

poste-2-57c5e2391a619__605

Fuente: Bored Panda 

 

fedex-ups-delivery-fails-27-57c5866e0ef21__605
Fuente: Bored Panda 

 

La necesidad agudiza el ingenio

Algunas empresas de transporte intentan entregar la mercancía a la hora indicada, incluso cuando no hay una persona para recibirla, y encuentran formas muy curiosas para dejarlas en el sitio indicado: pedidos camuflados en los arbustos de las casas, cajas fijadas en toldos, mercancías en los tejados. Todo esto para que las mercancías se entreguen a la persona correcta…

 

Aunque no siempre sea posible…

A veces las buenas intenciones del mensajero pueden no compensar y las soluciones que encuentra dejan entrever alguna pereza. Aquí ya hemos visto de todo, desde mercancías con una dimensión considerable «escondidas» por objetos con un tamaño más pequeño, artículos dejados en la caseta del perro y pedidos en el cubo de la basura.

 

Asumir la responsabilidad

¿Y cuándo se entrega la mercancía al receptor con una nota del transportista en la que pide disculpas por los daños en el pedido? Desde electrodomésticos gravemente dañados a cartas rasgadas, en el mundo del transporte de mercancías hemos visto de todo. Está claro que en estos casos, asumir la culpa inmediatamente puede ayudar a suavizar la reclamación del cliente…

 

Atrapados en casa

Cuando se solicita el transporte de una mercancía, es necesario que alguien responsable esté en el local para recibirla. En esta historia, una pareja estaba en casa para recibir el pedido, pero después de varios intentos fallidos, el mensajero puso la mercancía enfrente de la puerta. Pero esta no fue la mejor solución, teniendo en cuenta que el artículo colocado entre el pomo y el suelo, dejó a los clientes atrapados en el interior de su casa.

 

Y fuera de casa…

Nada mejor que regresar a casa del trabajo y ver en la puerta los pedidos que esperabas con tanta impaciencia, ¿verdad? El problema llega cuando las mercancías tienen una dimensión muy grande y ocupan tanto espacio que te impiden llegar a la cerradura de la puerta.

image-57c6dcfa5d5ed-jpeg__605

Fuente: Bored Panda 

 

Manipular con cuidado

Cuando hay que tratar la mercancía con un cuidado específico, la caja o el embalaje usados para su acondicionamiento tienen que estar identificados correctamente, para que el mensajero, en el momento del transporte, sepa cómo tratar el pedido. Para el cliente, el panorama cuando recibió la mercancía no fue el más bonito ni el más seguro: la caja contenía artículos de fácil corrosión y su manipulación estaba descrita al detalle en pegatinas colocadas en todas partes. Sin embargo no cumplieron las reglas y el pedido se incendió por el camino.

 

Venga. Entre tantas historias de fallos e irresponsabilidades por parte de los mensajeros y las transportadoras, también es necesario contar algunas situaciones muy curiosas de quienes contratan los servicios de transporte. El lado de los clientes y los pedidos que hacen han dado lugar a situaciones muy curiosas…

 

Cuando el timbre no funciona

¿A quién no le ha pasado que está entusiasmado por recibir un pedido y no consigue oír al mensajero? Hay personas que tienen soluciones muy interesantes, como poner un aviso en la puerta pidiendo que griten al llegar, o que sustituyen el timbre por una botella de plástico llena de piedras y piden que el mensajero la agite cuando esté en la puerta. La próxima vez ya sabes qué hacer.

21-of-the-funniest-n-04

Fuente: Just Something 

 

21-of-the-funniest-n-12

Fuente: Just Something 

 

Aquellos que saben que no van a estar en casa

La franja horaria para la entrega de la mercancía no siempre se corresponde con el momento en el que hay alguien para recibir el pedido. Por eso, como ya saben que esto puede ocurrir, algunos clientes dejan notas en la puerta, indicando cómo se puede entregar la mercancía en ese momento: hay algunos avisos dignos de un premio literario y otros que hasta incluyen una compensación para el mensajero.

21-of-the-funniest-n-05

Fuente: Just Something 

 

Los que no están satisfechos con el servicio

Las personas que hacen pedidos online de manera habitual ya están acostumbradas al servicio de algunas empresas de transporte. Un australiano que ya conocía la rutina de un mensajero, puso un aviso enorme en las vallas de su casa informando sobre lo que el mensajero no podía hacer, haciendo hincapié en que habría consecuencias si se seguía comportando como hasta ahora. Más vale hacer lo que te piden…

 

Los clientes satisfechos

Siempre hay que reclamar cuando un servicio no se corresponde con nuestras expectativas, pero tampoco hay que olvidar dar un elogio cuando el servicio es impecable. Esto fue lo que hizo un cliente que dejó notas con algunas indicaciones para los mensajeros, en pedidos diferentes, en las que había dibujado superhéroes de cómic entregando los pedidos.

21-of-the-funniest-n-11

Fuente: Just Something 

 

Los pedidos especiales

Una vez un padre preocupado dejó un papel en la puerta de casa, pidiendo que no tocaran al timbre para así evitar despertar a su hijo de 2 años que estaba durmiendo la siesta.

Ahora una historia con un contexto diferente. Un joven después de una noche de fiesta, pidió específicamente que tocaran a la puerta con mucha fuerza para asegurarse de que oía al mensajero y poder así recoger el pedido.

Un cliente habitual puso una nota en la puerta diciendo que si el pedido era para él, se lo entregaran al vecino, y que si el receptor de la mercancía era su esposa, el mensajero podía reenviársela al vendedor…

 

Una oferta que no podrás rechazar

En algunos casos, en el momento de la entrega del pedido se pide una firma al responsable. En los Estados Unidos de América un cliente de UPS decidió poner un papel impreso con algunas indicaciones, entre ellas el pedido de falsificar su firma, dejando un ejemplo y un billete de 20 dólares. Ahora ya solo falta saber si el mensajero hizo lo que le pidieron…

 

No todo tiene que ser un desastre, a veces puede ser simplemente gracioso. En el mundo del transporte de mercancías, y por supuesto en otros sectores, hay momentos que enternecen el corazón y merecen ser destacados.

 

Atención al detalle

Una joven recién graduada decidió pedir unas pulseras conmemorativas y cuando recibió la mercancía, comprobó que el pedido fue mucho más allá de lo esperado: la tienda responsable grabó el nombre de la cliente y metió unos amuletos extra sin pedir nada a cambio. ¡Qué suerte!

 

Un reconocimiento imprevisible

Nada sabe mejor que quién menos esperamos nos sorprenda y reconozca nuestro valor. Una funcionaria de una empresa recibió, inesperadamente, unas flores en el local de trabajo después de una reunión con un cliente.

 

Quien tiene amigos tiene un tesoro

La época navideña es un momento para disfrutar del cariño y consuelo de los más allegados. Sin embargo no todas las personas tienen la posibilidad de sentir eso durante esas fechas. Para evitar esto, un grupo de amigos envió, durante una semana, pequeños regalos a una amiga, para ayudar así a crear el ambiente navideño perfecto para sus hijos.

 

Cuando las distancias se acortan

Trabajar y vivir en un ambiente diferente al de nuestra familia no es algo fácil. Pero todo es más fácil cuando se reciben pedidos (sin obstáculos) hechos con todo el cariño por familiares en los momentos menos esperados.

 

Hay historias y situaciones que los dejan al borde un ataque de nervios, pero hay otras que hacen que el día de un mensajero sea mucho más agradable. Y después están aquellas que consiguen poner de buen humor a cualquiera.

En MUB cargo nuestro equipo garantiza que las únicas historias que vale la pena contar son las de éxito.

servicio de transporte
curiosidades del transporte de mercancías
COMPARE, ELIJA Y ENVÍE
Más de 400 transportistas verificados. Soluciones para todo tipo de mercancías.